“…aparellament de Alberch”

Estaba intentando escribir un post en el que iba comentar la dote matrimonial y no he podido hacer una simple cita. No tengo (ni conozco) las palabras en castellano, no puedo traducir las que tengo (en valenciano) y no encuentro las definiciones.

En concreto quería citar está fórmula de 1700-1707: “…en robes de lli y llana y alaxes de fusta y aparellament de Alberch…”

Junto con otras como ” … en robes de lli, llana, seda y altres alaixes de cassa …” “…en robes de lli, llana, ceda y haynes de cassa…”. Y, sobretodo, gracias a las memorias de estas dotes se a que se refiere. La mujer aporta al matrimonio toda la ropa y utensilios que pueden ser necesarios para la vida cotidiana. Ya hablaré en detalle de todo esto.

La cuestión es que ni el Diccionari Historic de l’Idioma Valencià Modern , ni la Real Acadèmia de la Cultura Valenciana, ni el Museu Valencià d’Etnología,  ni Google, ni la Viquipèdia han podido ayudarme de descifrar la expresión.

Y me hace pensar en ese diccionario del que hablamos un día, Scipion 😉

Anuncios

Rediseñando y aprendiendo III

Lo mismo que preparando mi formación-investigación aprendí a fuerza de diseñar y rediseñar. Con mis oficios me ocurre lo mismo.

Como Laura, yo también tengo por lo menos dos vidas y mientras me labraba un futuro como profesional de la comunicación, sembré (y dió fruto) dónde menos lo esperaba.

Hace un par de años ayudaba a una amiga-cliente a reformar el aspecto de su negocio (una tienda encantadora difícil de definir: ballet, trajes regionales, …). Empezamos por un nuevo logo y por proponer cambios en la decoración-organización del local. Seguimos por planificar la comunicación según los parámetros aprendidos en la facultad, y finalmente dimos algunas pinceladas de re-definición del negocio.

El plan de comunicación nunca llego a ejecutarse pero tuvo consecuencias. Entre otras muchas cosas ese plan incluía una página en Fb; el objetivo de esta página era ser el primer paso hacia una “Identidad digital” definida, que permitiera nuevas formas de comunicación con el cliente y mucho más. Lo elegimos como primer paso porque es una herramienta muy fácil de usar y podía crear el habito de publicar regularmente. Además, una vez familiarizada con lo digital, se despertará la curiosidad, y la imaginación, a las potencialidades de la red y todo lo que ello conlleva.

Sólo con poner todo aquello negro sobre blanco ya fue un aprendizaje. Además, entonces mis compañeras y yo, nos estábamos diseñando como empresa. Y apareció alguien que decía que era un cliente, que quería algo que decía que era un servicio. Lo cual nos permitía definirnos aunque solo fuera en parte.

Pero como digo los frutos han aparecido donde menos lo esperaba. No hay publicaciones regulares, pero si se han intuído las potencialidades de la red. Resultado de largas conversaciones con esa amiga-cliente, ahora tengo sobre la mesa una propuesta y un reto. Crear una tienda on-line y gestionarla.

La primera parte podría considerarse una “especialización” en mi trabajo de RR.PP. Porque no nos vamos a limitar a colgar fotos de productos con su precio y un carrito de compra. Vamos a crear un universo DanZa. Diseñar un plan de negocio artesanal, aplicar lo que sabemos, …

La segunda parte abre la puerta a muchos futuros posibles. Ya no es sólo acompañar al cliente. Me reta a crearme un nuevo oficio, y en compañía; a crear una comunidad. Habrá que seleccionar, decidir, arriesgar.

Más rediseño, más aprendizaje, más vidas que sumar.

Rediseñando y aprendiendo II

O también podría titularse “Carrera, profesión, oficio II. Lo que se supone que puedes hacer cuando te licencias”. Esta vez en Publicidad y Relaciones Públicas.

Hace cosa de tres o cuatro años un par de amigas y yo, incitadas por un tercero, todos compañeros de Facultad, tuvimos la genial idea de crear una empresa de comunicación. Darle forma a la idea nos llevó mucho tiempo, y creo que nunca llegó a ser definitiva. En parte porque teníamos más intuición que experiencia sobre lo qué queríamos hacer, lo que podíamos hacer y cómo podíamos hacerlo. Por lo que hemos tenido años de largas conversaciones, imprescindibles para crear comunidad y de ahí construir nuestra empresa. Conversaciones para un rediseño continuo que nos hizo aprender y que son la esencia de nuestros trabajos (la mayoría de las veces por separado).

Rescato ahora ideas que tuvimos claras desde el principio, aún cuando no sabíamos como hacerlas posibles. Ideas que han permanecido latentes, quizás las traíamos de casa, y han visto la luz en los diferentes oficios de cada una ejerce ahora.

“Aspiro a que mi trabajo sea bueno, que aporte un beneficio, no solo económico, al cliente y a la sociedad. Que valga la pena hacer lo que hago.”

servicio Enclau Y explicábamos nuestro servicio así, gráficamente. Para poder ver dónde queríamos estar y qué queríamos hacer. Eso tenía que ayudarnos a encontrar las palabras que nos describieran. Pero no las encontramos, quizás porque usar esas palabras en contextos empresariales nos sonaba extraño. Y nos sonaba extraño, quizás, porque el mercado era un extraño al que nos teníamos que acostumbrar.

 Acompañar al cliente a repensar su empresa. Puede resumirse así. Así lo digo ahora trabajando con otros. Porque como digo, ahora cada una tiene su oficio.

Carrera, profesión, oficio (I)

O lo que se supone que puedes hacer cuando te licencias.

Oficialmente si te licencias en Historia (ahora si te gradúas) puedes ser Gestor Cultural y del Patrimonio. En concreto, en la web de la Universidad dónde yo me licencié, en la descripción de perfiles profesionales del Grado en Historia  dice que:

Perfiles profesionales consolidados:
4. La gestión del patrimonio histórico y cultural (comunicación, difusión, valoración e interpretación).”

Y continúa con una larga lista de profesiones, consolidadas o vinculadas, que por momentos parece repetitiva, pero que tiene sus matices y no dejan de ser oficios a desarrollar en el ámbito de ese amplio mundo de la gestión cultural.

Pero la Federación Estatal de Asociaciones de Gestores Culturales indica, en los méritos recomendados para el puesto de “Gestor Cultural. Técnico Medio de Cultura” en la función pública (que puede tenerse en cuanta para el sector privado); que debe tenerse el  título de Master.

Y lo entiendo, porque en ese mismo documento dónde especifica las funciones y competencias y describe el perfil profesional:

Es el profesional que diseña, planifica y ejecuta el proyecto de intervención a través del adecuado programa cultural. Controlan los equipamientos, infraestructuras y espacios culturales, ya sean específicos o polivalentes, basándose en técnicas específicas de difusión, creación, formación y fidelización de usuarios y públicos. Bajo su responsabilidad, dependencia y cargo se encuentran: “Técnicos Auxiliares de Servicios Culturales”, “Auxiliares de Cultura”. Elevan informes de resultados de su labor profesional y actividad cotidiana a los “Técnicos Superiores en Gestión Cultural”.

Y a mi me parece evidente que en esa labor de planificación, difusión, … de gestión de las relaciones, en términos generales, con los usuarios y con el equipo interno, hay muchos matices, muchos caminos, muchas responsabilidades. Y pocas o ninguna se enseñan en las facultades de Historia. El aprendizaje de esas técnicas específicas se obtiene (en mi caso) en la disciplina de Relaciones Públicas. Que es mucho más que la suma de algunas técnicas del periodismo, el marketing o la publicidad.

Sé que parece una defensa corporativista, y en parte lo es, porque para eso soy Relaciones Públicas. Pero es que las Relaciones Públicas dan nombre, métodos y técnicas a muchos, muchísimos, hechos y acciones que se dan en el desarrollo de una labor de gestión en general y de relación en particular.

Porque al final (y al principio) lo que importa son las relaciones. Relaciones entre Instituciones o entre instituciones y personas. Que son al fin y al cabo relaciones entre personas.

El papel de las Relaciones Públicas en la Gestión Cultural es una  “asignatura” de muchos créditos en mi MasterDIWO.

Pero, además, desde que empecé a diseñar mi Master DIWO tengo en mente hacer una “Tabla de correspondencias” entre materias impartidas en la licenciatura de Historia, las responsabilidades de un Gestor Cultural. Y/o una Tabla de correspondencias entre materias de Lic en RR.PP y Master Gestión Cultural-Patrimonio. Por dos motivos básicamente:

    •  Un objetivo claramente “personal” y de autoafirmación.
      D
      emostrarme a mi misma que tengo los conocimiento técnicos requeridos para el ejercicio de la profesión de Gestor Cultural. En concreto, de Técnico Medio (según la … de la Asociación Nacional de GC). Y por tanto no necesito invertir mas dinero, ni un año académico en exclusiva, a adquirir una formación que ya poseo. Y esto porque desde que empecé a estudiar Relaciones Públicas tuve claro que junto a mis estudios de Historia estaba haciendo mi propia carrera hacia la profesión.
    • Exponer como la excesiva rigurosidad en la estandarización del proceso formativo para ejercer ciertas profesiones, puede llegar a bloquear el acceso a las mismas.

desarrollo local, pymes y creatividad. Notas I.

Esto solo son notas para un dialogo que debe ayudar a crear un discurso sobre desarrollo local. Discurso que será “defendido” en junio, en un foro de especialistas.

Y estas notas son un intento definir el desarrollo local desde las intuiciones y muy pocas lecturas. Por eso son solo notas, por eso son las primeras.

Las comparto, así, en bruto, para verlas desde otra perspectiva. Porque quiero encontrar los enlaces a, o poner las bases de, la relación entre la creatividad, la ciudad y los ciudadanos; los ciudadanos que generan riqueza a través de sus empresas y de sus actividades.

Desarrollo Local, no territorial, estaría hablando de lo pequeño frente a lo grande. La Micro-pyme vs Multinacional; esta diferenciación no viene dada por su ubicación física y su alcance, si no por sus planteamientos y estrategias de actuación.

La multinacional, en sus políticas de producción, de empleo , de crecimiento, … van dirigidas a explotar recursos y enriquecerse, a acaparar; aunque eso genere escasez.

Las pequeñas empresas, como las actividades tradicionales, estén donde estén, actúan y piensan desde el aprovechamiento de recursos a su alcance para asegurar la viabilidad y la sostenibilidad de esos recursos, de sí mismas y de su entorno/contexto (y generar abundancia?)

Ej.: la sede de una gran Multinacional localizada en un pueblo, crea puestos de trabajo en ese pueblo pero no genera riqueza/abundancia en ese territorio, porque no favorece la diversidad, no valora las potencialidades y las fomenta, no es flexible al cambio, … no es creativa.

El DL como facilitador o resultado de la creatividad del contexto. Un contexto creativo: es fluido (productivo y facilitador); es flexible (diverso y adaptable); es elaborativo (capaz de crear, generar, …elaborar), es original; es sensible a la realidad, tolerante a la ambigüedad, encentrado y comunicativo