Comercio tradicional y TIC

Combinar tradición y Nuevas Tecnologías de la Comunicación (TIC), es cada vez más habitual. Y el obstáculo a superar no siempre es el acceso a las herramientas, si no el saber cómo, cuándo y por qué aplicarlas.

En el caso del pequeño comercio (que es pura tradición y que parece que ha estado siempre en la cuerda floja de la supervivencia) esta combinación puede dar muchos y muy variados resultados.

Después de escuchar, leer y reflexionar, sobre la aplicación al pequeño comercio de las TIC, la red social y todo lo digital, mi conclusión es: que debemos simplificar las opciones para empezar. Y después echarle imaginación para explotar las oportunidades.

Simplificando las opciones que ofrecen las TIC y las web 2.0 al pequeño comercio: para la gestión del negocio usar software libre; para la comunicación las redes sociales; y para la ampliación de negocio el e-comerce.

Evidentemente cada una de estas opciones tiene sus pros y sus contras, sus características que condicionan la relación inversión-beneficio. Es decir, antes de empezar a usarlas valoremos y planifiquemos.

1) software libre, y gratuito hay mucho. Para la gestión de un pequeño negocio o tienda, desde llevar ala contabilidad hasta controlar el stock. Es fácil de descargar e instalar. En Softonic , por ejemplo, puedes ver los comentarios tanto de los usuarios como del equipo de la página, el número de descargas, … Hay que tener claro qué queremos-necesitamos y dedicar un poco de tiempo a buscar, comparar y decidir. Y una vez instalado usarlo hasta que lo dominemos.

2) las redes sociales. Cada vez hay más redes, más usuarios en cada red. Y cada vez más las redes están conectadas entre ellas de modo que complementan y se completan. Pensadas para textos, imágenes, vídeos o combinando algunas de las anteriores. Hay que elegir la/s que más nos convenga, saber que debemos dedicarles tiempo y, una vez más, planificar cómo vamos a usarlas. En este punto la estrategia es la clave, dediquémosle tiempo.

Definir una buena estrategia para por haber definido previamente los objetivos (los objetivos de comunicación y de negocio muchas veces coinciden o se complementan) y por dedicar tiempo a pensar y seleccionar la mejor.

3) ampliar el negocio, venta on-line. Pasar de una tienda real a una virtual no es sólo vender más, es vender diferente. Por tanto si nos planteamos esta opción, como en los caso anteriores, debemos analizar y planificar. El e-comerce es un tipo de negocio, por tanto debemos tener un Plan de Negocio como el que tenemos ( o deberíamos tener) para nuestra tiende física.

Esto es fundamental, nuestros públicos y estrategias no serán los mismos; el sistema de pago y de entrega en una tienda virtual poco o nada tiene que ver con el de una tienda tradicional. Debemos saber a que nos enfrentamos y para ello nada mejor que dedicar tiempo a planificar, enumerar características y detectar pros y contras.

En cuanto a conocimientos técnicos no es complejo y como en los caso anteriores podemos consultar foros y blogs especializados para ampliar nuestros conocimientos; acudir a cursos y jornadas para emprendedores en este sector. Y, por supuesto, acudir a profesionales que puedan asesorarnos.

Dejo aquí algunos enlaces interesantes que ejemplifican y/o pueden ayudar a aplicar las NNTT.

ejemplo

Sobre e-comerce aquí la guía de comercio