mis Ideas colaborativas

¿De dónde salen los proyectos en los entornos colaborativos? de las ideas de la comunidad. Esto parece obvio, pero esa idea ¿estaba destinada a ser un proyecto que viera la luz?

La creación colectiva y abierta tiene más posibilidades de formar y deformar las ideas iniciales, estén o no planificadas, hasta convertirlas en verdaderos proyectos. Y, personalmente, creo que tiene más posibilidades de éxito. Entendamos éxito como la consecución de un bien común.

Ni que decir tiene que un espíritu emprendedor (por aprender, conocer, experimentar, …) y colaborativo es imprescindible.

Desde que la idea surge en la cabeza de uno, y se toman notas o se redacta un borrador o se bocetan  los primeros gráficos; hasta el resultado final, hay un camino inexplorado para la mayoría.

La caracteristica fundamental de ese camino es que el segundo paso es poner en común esos borradores. Una puesta en comun no necesariamente estructurada y medida. Puede ser una buena entrada en un blog pero también puede hacerse un comentario sin imprtancia en una reunión.

Una vez sembrada la semilla en la cabeza de otros, el desarrollo de la misma es impredecible. La relaciones que surgen, los vínculos que otros ven, la conexiones que se pueden llegar a hacer se multiplican exponencialmente. La aventura está servida.

Lo que alguien generó como un prototipo surgido de una afición, de un interés de tiempo libre, otro lo propone como negocio, como servicio a la comunidad. lo que se pensó como negocio se propone como base de otro proyecto, o como complemento . O simplemente por el hecho de sser pensado por otras personas se descubre la pieza que faltaba para que fuera realmente viable.

¿Cuantas personas lo han pensado, hablado, compartido, descartado, …? Es difícil de decir. Cunado se trabaja en abierto nunca se sabe dónde y cómo acaban las ideas que uno lanza. Nunca se sabe dónde y cómo siguen las redes en las  se lanza esa idea.